Isabel Sánchez de la Nieta | Microurbanología
123
page-template-default,page,page-id-123,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,vertical_menu_with_bg_image,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive
  • Urbem cairum, 2015. Acuarela sobre papel. 120 x 120 cm. Urbem cairum, 2015. Acuarela sobre papel. 120 x 120 cm.
  • Urbem cairum, 2015. Placa de Petri sobre caja de luz. 20 x 20 x 13 cm. Urbem cairum, 2015. Placa de Petri sobre caja de luz. 20 x 20 x 13 cm.
  • Urbem asloa. Detalle. Urbem asloa. Detalle.
  • Urbem cairum. Placa de Petri. 9 cm. Ø Urbem cairum. Placa de Petri. 9 cm. Ø
  • Urbem pechinum, 2015. Placas de Petri sobre caja de luz. 20 x 60 x 13 cm. Urbem pechinum, 2015. Placas de Petri sobre caja de luz. 20 x 60 x 13 cm.
  • Urbem pechinum. Placas de Petri. 9 cm. Ø c/u. Urbem pechinum. Placas de Petri. 9 cm. Ø c/u.
  • Urbem novum eboracum, 2015. Acuarela sobre papel. 61 x 61 cm. Urbem novum eboracum, 2015. Acuarela sobre papel. 61 x 61 cm.
  • Urbem novum eboracum, 2015. Placa de Petri. 9 cm. Ø Urbem novum eboracum, 2015. Placa de Petri. 9 cm. Ø
  • Urbem asloa, 2015. Acuarela sobre papel. 120 x 120 cm. Urbem asloa, 2015. Acuarela sobre papel. 120 x 120 cm.
  • Urbem asloa, 2015. Placa de Petri. 9 cm. Ø Urbem asloa, 2015. Placa de Petri. 9 cm. Ø
  • Urbem dhakensis, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm. Urbem dhakensis, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm.
  • Urbem mosquae, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm. Urbem mosquae, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm.
  • Urbem boni aere, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm. Urbem boni aere, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm.
  • Urbem cairum, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm. Urbem cairum, 2014. Acuarela sobre papel. 23 x 23 cm.

 

 

 

 

 

 

Microurbanología

En mi estudio/laboratorio pequeños microurbanismos “nacen y se reproducen” en un mínimo espacio acotado donde, como mímesis de la estructura urbana, aparecen atractivos universos que anhelan su propia expansión. Las asépticas placas de Petri, herencia del bacteriólogo alemán Julius Richard Petri, son partícipes de la vida que se genera en ellas con claras reminiscencias a nuestra forma de habitar el espacio, y es así, donde la escala de tamaño pasa a un segundo plano.

Los cultivos muestran las colonias celulares emergidas de lo que he denominado microorganismos de género Urbem y en cada uno de ellos podemos observar la especie en el recipiente de laboratorio. A su lado, su posterior estudio realza la importancia del dibujo científico como parte esencial de la ciencia a lo largo de la historia.

Cada parte del cuerpo humano desarrolla una función específica, metafóricamente similar a cada espacio o sector de una ciudad. Dichas comunidades multicelulares forman en las placas fragmentos de mapas de ciudades, mostrando la variedad estructural urbana que el hombre ha creado con conceptos visiblemente biológicos, un vínculo que ya adelantaba en el siglo I a.C. Marco Vitruvio proponiendo la sistematización orgánica de la ciudad.